Combustión en lecho fluidificado

Estacionario / circulante / de dos etapas con gasificación

Solución a medida, alta flexibilidad del material alimentado, combustibles con las propiedades más variadas, como p.ej. contenido de cenizas, agua y componentes volátiles, poder calorífico y contenido de contaminantes variables. El uso de combustibles sólidos, líquidos, lodosos, pastosos o gaseiformes convierte la combustión en lecho fluidificado en un sistema de combustión mixta:

  • Combustión simultánea de varios tipos de combustible
  • Alto rendimiento energético por óptima transición de combustible o calor
  • Combustión homogénea
  • Formación reducida de gases tóxicos (CO, NOx)
  • Observancia de emisiones de óxidos nítricos por causa de una temperatura de combustión relativamente baja sin puntas de temperatura
  • No hay elementos móviles en la zona de la combustión
  • Distribución de aire muy equilibrada por todo el lecho fluidificado. Por consecuente son generadas emisiones comparativamente reducidas durante la combustión
  • Las temperaturas de combustión y las emisiones NOx asociadas a ellas mantienen un nivel relativamente bajo
  • Sistema de combustión compacto, robusto y con poco dispendio de mantenimiento
  • Combustión económica, eficiente y particularmente beneficiosa al medio ambiente

Contrario a una combustión de reja, los combustibles arriba mencionados pueden ser mezclados fácilmente. Es una gran ventaja la recuperación térmica o la eliminación de substancias problemáticas, p.ej. combustibles muy húmedos, con un alto contenido de azufre, con poca densidad etc.

Evolución especial de la tecnología

El combustible es usado en un gasificador con lecho fluidificado estacionario y es empujado hidráulicamente a través de un conducto hacia la cámara de gasificación. La cámara de gasificación está munida con placas cerámicas y superficies de calefacción de lecho revestidas. La superficie de calefacción de lecho efectiva, el índice de aire y la temperatura del lecho son regulables. Cenizas calientes pueden ser retornadas de la segunda etapa del sistema del lecho fluidificado estacionario hacia la etapa de gasificador.

El gas generado en la primera etapa /etapa de gasificador es purificado con coque y convertido en electricidad en un motor a gas/turbina a gas. El calor perdido del motor a gas/turbina a gas es usado para el calentamiento regenerativo del circuito de agua/vapor y en parte para el calentamiento del aire. La etapa de gasificador puede funcionar con índice de aire, temperatura y potencia diferentes. En la segunda etapa tiene lugar la post-combustión del gas excedente. El calor es usado para la generación de vapor y convertida en electricidad en la turbina.

El proceso a dos etapas tiene las ventajas siguientes:

  • Comportamiento en funcionamiento robusto
  • Banda ancha de combustibles
  • Gas de proceso con alto poder calorífico
  • Calidad de gas constante
  • Rendimiento eléctrico de la planta > 40%
  • Superficies de calefacción de caldera más pequeñas por coeficientes de transición de calor más altos
  • Menos necesidad de instrumentos de medición y de control para la regulación de la potencia de la combustión

Se alcanza con esta tecnología de sistema el objetivo de un alto rendimiento eléctrico a precios accesibles. A esto se debe el aumento significante de la rentabilidad este nuevo tipo de planta.